¿Cuál es el sueldo de un Guardia Civil?

PIN

La Guardia Civil es un cuerpo de seguridad del Estado que suele plantear muchos puestos de trabajo. Anualmente, cientos de candidatos se presentan a las oposiciones y también a los exámenes para ingresar en la Guardia Civil.

Sin embargo, ¿cuál es su comisión? En las siguientes líneas vamos a evaluar cuánto gana un miembro de la Guardia Civil en función de diferentes factores.

Sueldo base e ingresos aproximados de un Guardia Civil

Al igual que el resto de los funcionarios, los ingresos de un Guardia Civil se basan en varias especificaciones que están influenciadas por los diferentes tipos de asignaciones y por la posición en el entorno.

Su sueldo se divide en ingresos básicos y extra, como el resto de los funcionarios. En el anterior se encuentra el salario fundamental, las pagas extras y las equiparaciones por escalafón en forma de trienios.

El Real Decreto 950/2005 establece el salario fundamental de la Guardia Civil, con un sueldo base de ** 10.823 euros anuales ** para los guardias (categoría C1), 14.132 para los sargentos (A2) y 16.071 para los capitanes (A1).

A esto hay que incluir los complementos de rango, que varían de 400 a 515 euros cada año, según el cargo, más otras asignaciones, como la de destino, que puede variar de 5.708 euros anuales a 13.320 euros anuales para un teniente general.

También cuentan con un elemento básico del complemento específico, computado según la tarea o categoría dentro del Cuerpo.

Todo ello ofrece un sueldo ordinario en el cuerpo de unos 23.000 euros anuales brutos, que sin embargo puede llegar a superar los 40.000 para los puestos más grandes.

Sin embargo, ¿qué hay que hacer para convertirse en Guardia Civil? Junto a la superación de las pruebas, hay una serie de exámenes y también necesidades físicas, así como otras diversas necesidades legales y de imagen.

Requisitos para llegar a ser Guardia Civil y también cómo inscribirse

Entre los requisitos básicos están:

– Tener la nacionalidad española

– Ser mayor de edad y no superar la edad óptima de 40 años

– No tener antecedentes penales

– No estar procesado o tener un juicio abierto en cualquier procedimiento judicial por un delito doloso.

– Estar en posesión del título de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

– Dedicación a portar armas así como a utilizarlas en los casos establecidos por la legislación.

– Estar en posesión del permiso de conducir tipo B.

– No tener tatuajes que procedan de valores constitucionales, frente a la Guardia Civil, consistentes en motivos inequitativos. Actualmente, gracias a una nueva directriz, pueden ser visibles, aunque con limitaciones.

Exámenes físicos exigidos a los nuevos guardias civiles

El procedimiento de selección se basa en varias pruebas, una teórico-práctica, un test psicotécnico y también pruebas físicas. Estas últimas resistencias, según lo publicado en el BOE, se separan en cuatro exámenes:

-Carrera de 60 metros a ritmo de puntuación: 10 segundos para los chicos y 11 para las chicas.

Carrera de 2.000 metros para puntuar la resistencia en menos de 9 minutos y 25 segundos para los hombres, así como 11 minutos para las mujeres.

Extensiones de brazos (flexiones) para medir la potencia de la parte superior del cuerpo. Las llamadas varían, pero se suele pedir 16 flexiones seguidas para los hombres y 11 para las mujeres.

-Y también 50 metros en una piscina de estilo libre para revisar las habilidades acuáticas en menos de 70 segundos para los hombres y 75 segundos para las mujeres.