Informática

Web 3.0, el futuro de la web 2.0

web 2

En muy pocos años hemos pasado de una web 1.0 en la que solo se consumía información a una web 2.0 en el que esta información está en un movimiento constante mediante las redes sociales y, poco a poco, nos adentramos en lo que se denomina web 3.0.

La web 2.0, un gran cambio

Si hace muy pocos años hubiéramos pensado en la cantidad de información que, a día de hoy, compartimos a diario, quizás no nos lo hubiéramos creído. Hasta hace muy poco, cuando aún disponíamos solo de la web 1.o, internet se usaba casi exclusivamente para obtener información de una forma más rápida y sencilla que hacerlo mediante cualquier tipo de libro. Pero en ocasiones nos sucedía que la información a la que queríamos acceder no se encontraba online.

Muy pocos años después comenzó a suceder que mucha de esa información que está online nos sería imposible de consultar a través de libros, porque el volumen de información contenido en la web era inmenso. Este cambio se produjo con la introducción de la web 2.0, que nos permite compartir numerosa información a través de redes sociales, ser nosotros los creadores de esa información y comprar en línea de la manera más rápida y cómoda posible, fenómeno que, aunque nos parezca muy lejano, lleva poco tiempo produciéndose.

Así, hoy en día, podemos comprar todo tipo de productos; desde ropa hasta comida, pasando por gadgets o productos farmacéuticos. Y no solo eso, porque nosotros mismos también podemos vender estos productos, ya sean nuevos o de segunda mano, a través de portales como eBay: smartphones, tabletas, televisores o coches, motos o incluso vehículos comerciales pueden comprarse y venderse, ya sean nuevos o usados, a través de diferentes webs.

El paso a la web 3.0

En los últimos años se está trabajando en lo que se llama la web 3.0, que permite, además de beneficiarnos de todas las ventajas de las que disponemos actualmente con la web 2.0, de otras novedades. Mediante esta web 3.0 las páginas web serán dotadas de significado, que viene dado por los datos de estas y por su contenido. Además, los resultados que obtengamos cada vez que realicemos una búsqueda serán lo más personalizados posibles, de modo que nos será muy fácil acceder a aquello que estemos buscando, teniendo en cuenta datos como la ubicación o las preferencias del usuario y haciendo de ella una web más inteligente.