Hogar

Una cascada de placer: la fuente de chocolate

Este gadget bien puede haber sido otra genial invención del extravagante Willy Wonka quien desde su fábrica de chocolates y dirigiendo a los diminutos Oompa-Loompas tal vez pudieron crear esta fuente de chocolate para satisfacer los gustos de los más exigentes amantes del chocolate.

Podemos elegir entre dos tamaños diferentes: el modelo Premier o el Mini Party. El mecanismo es simple. Se le llena la base de chocolate fundido, la encendemos y veremos cómo fluye el chocolate en forma de cascada en varios niveles para embeber lo que queramos en ella.

Este es sin dudas, un regalo ideal para ir considerando para las fiestas. No sólo funciona con chocolate sino que podemos hacer fluir otras cosas, como  salsa de queso, barbacoa y así mojar dados  de cerdo, pollo, ternera, etc.

Si bien en algunos casos tendrás que añadir aceite vegetal para conseguir el punto de fluidez idóneo, la misma fuente conserva el calor que hace fluir el precioso líquido previamente derretido.

El modelo Premier cuesta unos 60 euros y el Mini Party, que es más pequeño, unos 35 euros. De sólo ver las fotos nos contenemos de comer la pantalla.

¿Te gustaría tener una de estas fuentes en casa?