Mas gadgets

Un robot con cerebro orgánico

Pequeño robot con cerebro

El día que los tecnófobos han estado esperando con temor desde hace bastante tiempo ya llegó: científicos de la universidad de Reading, en Inglaterra, han dotado a un pequeño robot de cerebro. Y no es un cerebro de circuitos y plástico, sino una unidad de procesamiento con neuronas de verdad.

Supongo que a más de uno le debe llegar pronto la imagen de Frankenstein a la imaginación, pero este pequeño robot está bastante lejos de parecerse o evocar la monstruosa creación imaginada por Mary Shelley a comienzos del siglo XIX. Este pequeño robot (bastante inofensivo, diremos, para apaciguar a los tecnófobos) está potenciado por neuronas de rata que los científicos han logrado cultivar en un ambiente controlado con bastante éxito.

Esta investigación multidisciplinaria, en la que especialistas en varias ramas científicas, como la robótica y la biología han colaborado, no tiene como motivo principal el de realizar un hallazgo extraordinario en el campo de la inteligencia artificial. Después de todo, las neuronas de rata tampoco llevarán muy lejos este pequeño aparato.

El motivo de esta investigación es el de dar con los mecanismos capaces de asentar memorias y recuerdos en el cerebro, y especialmente, cómo el cerebro puede almacenar información específica. Los investigadores esperan conseguir de esta experiencia un entendimiento acabado, o al menos más exhaustivo, de cómo funciona nuestro cerebro, lo que podría contribuir a que en el futuro se conciban nuevos y más efectivos tratamientos para enfermedades como el Alzheimer, la demencia senil, la enfermedad de Parkinson y demás condiciones que afectan de manera degenerativa la actividad neuronal.

El cerebro de este pequeño robot consiste en neuronas de rata colocadas sobre un circuito de electrodos que permite interpretar señales eléctricas y controlar los movimientos del robot gracias a sensores de distancia que le indican cuándo está cerca de un objeto y qué debe hacer para evitar un obstáculo, aunque las respuestas han sido programadas por los investigadores y de ninguna manera obedecen a designios propios del aparato.

Dentro de algún tiempo, los científicos esperan que el robot aprenda al indicarle mediante diferentes señales eléctricas que se dirija a posiciones predeterminadas. De esta manera, se hará evidente la manera en que se asientan los recuerdos y se forman patrones estables de “conocimiento”.

En verdad, se trata de una asombrosa investigación que podría acabar para siempre con enfermedades y padecimientos que afectan a millones de personas alrededor del mundo. Y pensar que le debemos una gran ayuda a las ratas. Supongo que esto hará que la gente las vea con otros ojos a partir de ahora, ¿verdad?

Enlace: University of Reading | Fuente: OhGizmo! | Imagen: OhGizmo!

  • Dely hunkes

    Interesante no pero como pregunta algo fantasiosa que seria mejor reemplazar partes organicas como los borg o utilisar una cyberarmadura cual iroman o talvez como los cyberman del doctor who que segun el modelo tiene partes biologicas mejoradas o sinteticas que imitan lo organico a totalmente mecanico

  • Federico krausse

    Ese robot podria llegar a tener una inteligencia artificial, osea robots que piensen por si mismo sin la necesitad de un control remoto?
    Podriamos decir que los humanos somos algo asi como robots organicos, ya que estamos conpuestos por centros nerviosos que el cerebro manda a todo el cuerpo para que nuestro cuerpo funcione, ademas de la capacidad de razonamiento que tenemos estos robot podrian hacer que la humanidad avance tanto tecnologicamente como cientificamente. Aun no se ah explorado el fondo del oceano, podrian crear un robot que resista la presion a bajas profundidados para investigar mejor de lo que algun submarino halla llegado. Saludos.