Video e imagen

Un nuevo récord en subasta de cámara Leica

Las subastas millonarias no cesan en el mundo de la fotografía, para muestra la última realizada el pasado sábado en la Galería Westlicht en Viena, donde se subastó una cámara Leica de 1923. El precio de salida de esta subasta fue de 300.000 euros, en tanto que la cámara estaba valuada en un precio que podía ir desde los 600.000 hsata los 800.000 euros aproximadamente.

Para sorpresa de los propios organizadores esta Leica marcó un nuevo récord mundial con un precio de compra de 1.800.000 euros que con las tasas incluidas sube a 2.160.000 euros. La anterior marca de récords también le correspondía a una Leica que se subastó el año pasado y por la que se pagó 1.320.000 euros, en un evento organizado por la misma galería.

La Galería Westlicht de Viena es una de las más prestigiosas en el mundo de la fotografía y está dirigida por Peter Coeln. Este nuevo récord deja en claro el interés que aún sigue habiendo por las antiguas cámaras fotográficas. El comprador de esta última, quien con su oferta logró alcanzar el punto máximo en los récords  mundiales, decidió mantenerse en el anonimato.

Respecto de estas cámaras Leica O-Serie se trata de una preserie que contó con tan solo 25 prototipos, que luego se produjo en serie en el año 1925; y de los que solamente 12 siguen catalogados en todo el mundo. Sin dudas una antigüedad que más de uno quisiera poseer, pero que no todos estamos posibilitados de adquirir a precios tan exorbitantes como los que se manejan en este tipo de subastas.