Video e imagen

Tu mascota, ¡un modelo maravilloso!

Las mejores imágenes son las que capturamos de aquellos seres que amamos, entre ellos nuestras mascotas.

Como en todo tema fotográfico hay ciertos trucos y consejos que debemos conocer para que nuestra foto no se quede en un buen recuerdo de un momento especial.

Tal como se ha dicho en post anteriores, siempre debemos intentar imprimir un toque de originalidad y arte a nuestras fotos.

Por eso, si lo que quieres es hacer una captura especial de tu mascota, toma en cuenta estos 10 puntos que te dejamos a continuación.

1. Nada como reflejar la personalidad de nuestra mascota en una fotografía. Para ello es necesario que conozcamos a ciencia cierta cuál es el rasgo o actitud que lo hace diferente al resto de los animales; y luego ir tras la captura de esas actitudes que destacan el punto fuerte de su personalidad.

2. Piensa en el contexto antes de componer la escena de tu fotografía. Elige un sitio donde tu mascota se sienta cómoda y a gusto. Ten en cuenta la necesidad de familiaridad con el lugar para que las imágenes que buscar captar se den espontáneamente y con total naturalidad. Nunca olvides que todo lo que no contribuye en la composición de una imagen es innecesario y lo mejor es prescindir de estas cosas.

3. Busca los cuadros cerrados. Las mascotas son más pequeñas que sus amos por lo tanto si tomas imágenes de tu mascota desde tu altura y a distancia, lo más seguro es que se vea perdido en un cuadro con múltiples elementos. Si te puedes acercar físicamente a tu mascota encontrarás imágenes con ángulos más originales y expresivas; si esto te resulta imposible será bueno que cuentes con un buen zoom en tu cámara fotográfica.

4. Desciende a su nivel. Si bajas al nivel de tu mascota, al punto de quedar cara a cara con ella, tus imágenes reflejaran de manera más realista “su mundo” y un reflejo de su visión de la vida. Déjame decirte que los resultados son sorprendentemente personales e intimistas, alejados por completo a la clásica foto de mascota desde una perspectiva humana.

5. Experimenta con los encuadres. En todo tipo de fotografía la experimentación de ángulos y encuadres puede llevarnos a lograr capturas realmente originales y creativas. Un buen ejemplo de ello son las fotos tipo macro de nuestras mascotas, en las que realizamos un recorte de su rostro y logramos novedosas imágenes de sus ojos, narices, orejas o, incluso, bigotes.

6. Iluminación. Si este punto suele ser el fuerte de toda fotografía lo es aún más en la fotografía de mascotas, ya que con ellas deberíamos evitar radicalmente el uso del flash, para evitarles un susto que los haga huir de nuestra sesión de fotos para siempre. La otra cuestión es que, invariablemente, el flash generará los tan dañinos ojos rojos en nuestra captura.

7. Nunca está demás pensar en una composición que incluya personas. Ya que las mascotas interactúan y se relacionan afectivamente con los miembros de la familia, sería algo totalmente normal que en algunas fotos intervengan algunas personas además del protagonista principal. Para esta escena es fundamental que dejes a tu mascota jugar en libertad con aquella persona con la que la retratarás y te aseguro que con un poco de paciencia lograrás captar momentos memorables.

8. Aprende a congelar la acción. Muchos animales presentan un desafío para los fotógrafos ya que son muy activos y siempre se encuentran en movimiento. La clave, como con cualquier otro tema en movimiento, es el uso de una velocidad de obturación rápida. Si sólo posees una cámara digital compacta, que no te permite realizar este tipo de ajustes manuales, la alternativa es usar el modo predeterminado con el nombre de “deportes”, así tu cámara seleccionará la velocidad de obturación más rápida posible.

9. Atrévete a jugar. En lugar de estar todo el tiempo enfocando a tu mascota con la cámara, tómate un tiempo para jugar con ella (sin dejar de tener la cámara a mano, por supuesto), incluye sus juguetes favoritos y espera el momento en que esté distraído en su mundo lúdico para entonces sí comenzar a retratarlo. Si la sesión de fotos es una experiencia divertida para ti y para tu mascota, eso sin dudas se reflejará en cada disparo.

10. El factor sorpresa juega a tu favor. Un truco muy eficaz es fotografiar a tu mascota al mejor estilo paparazzi. Estar al acecho de la foto ideal en tanto que tu mascota se encuentra ajena a tu presencia, te puede dar resultados muy graciosos y hasta emotivos.

Inténtalo y luego comparte con nosotros los resultados de tu propia sesión fotográfica con tu mascota como modelo exclusivo.

Fuente: dPS | Imagen: Fertraban Flickr