Hogar

Tarro de luz solar

Como si de un cuento se tratara, ahora es posible atrapar la luz del sol en un tarro para ser utilizada en el momento que sea necesario.

Diseñado por Tobías Wong, este tarro de conservas esconde una placa solar muy eficiente, una batería recargable y 3 lámparas LED de bajo consumo. Se carga mediante la exposición a la luz solar y cuando el sensor inteligente detecta la carencia de luz en el medio ambiente, automáticamente se enciende para ofrecer una iluminación difusa en las paredes del tarro similar a una luz anaranjada de una vela.

No tiene interruptores a la vista, pero dispone de uno debajo de la tapa para que se pueda prolongar su uso llegado el caso.

El Tarro Solar tiene unas medidas de 16x10x10 centímetros; es hermético como los tarros de conserva por lo cual podemos dejarlo a la intemperie; tiene una autonomía de hasta 5 horas ;y es perfecto para iluminar ambientes como la habitación de los niños o un jardín.

¿Qué te ha parecido este gadget lumínico?

Fuente e imagen: curiosite