Audio

Sony deja de comercializar el MiniDisc

fotominidisc

Sin duda uno de los artilugios para escuchar música más popular de la historia, el MiniDisc de Sony, ha dejado de comercializarse. La evolución tecnológica no perdona y las compañías se ven en la obligación de jubilar algunas de sus creaciones, y eso es lo que ha decidido Sony con su MiniDisc, un dispositivo que llegó para sustituir al popular walkman de cassette y que hoy ya parece una pieza digna de figurar en un  museo.

No había demanda

En los últimos años prácticamente ya no existía demanda de este dispositivo por parte del público, en ningún lugar del mundo, y es que los soportes digitales son hoy los que copan el mercado.

El MiniDisc de Sony nació en 1992 y se ha comercializado hasta el pasado mes de marzo. Consistía en un formato basado en un disco magneto-óptico digital creado por Sony. Es de menor tamaño que los CD convencionales y se creó para sustituir a los cassettes. El MiniDisc ofrecía una calidad de sonido superior y mayor espacio de almacenamiento. Sin embargo, su uso no logró conquistar a tantos usuarios como en su día los cassettes.

Problemas

Uno de los problemas fue que Sony tardó mucho tiempo en licenciar la tecnología del MiniDisc, por lo que otros fabricantes crearon otros sistemas de almacenamiento alternativos. Además, el precio de los reproductores no contribuyó a popularizar la tecnología.

Pese a que los MiniDisc fueron diseñados para almacenar audio, Sony anunció en 1993 una nueva versión llamada MiniDisc Data destinada al almacenamiento de datos. Estos soportes eran capaces de almacenar hasta 140 MB, pero la velocidad de escritura era muy baja en comparación con otros medios.

Hoy estos aparatos para escuchar música han sido prácticamente desterrados en favor de los iPods y smartphones, como el Samsung Galaxy Music, perfecto para llevar la mejor música a todas partes.