Móviles

Reparación de móviles (e informática) en alza por la crisis

Mobile phone repairing

Que la crisis ha mermado la capacidad económica de las familias españolas es un hecho conocido por todos. Ante este panorama, son muchos los que optan por reinventarse y por modificar sus hábitos de consumo para poder llegar a fin de mes: hacer la compra en varios supermercados o buscar la gasolinera más barata son algunos claros ejemplos.

El sector de la telefonía móvil no es ajeno a esta realidad y también está sufriendo grandes cambios. Tanto la oferta como la demanda de smartphones ha sufrido una modificación desde hace un par de años y esto obliga a los consumidores a buscar nuevas alternativas para poder utilizar los teléfonos inteligentes sin necesidad de destinar gran parte del sueldo a los mismos.

Las reparaciones de móviles y de otros bienes relacionados con la informática han aumentado de forma exponencial desde el comienzo de la crisis, siendo en estos días un sector en alza. A esto ha contribuido de forma notoria el hecho de que las grandes compañías telefónicas ya no regalan terminales a cambio de contratos.

Durante el estallido comercial de los smartphones era común que las operadoras regalasen terminales de última gama si el cliente se comprometía a un mínimo de permanencia con ellas, generalmente unos 18 meses. La cuota mensual variaba dependiendo de la calidad del celular, y así tanto unos como otros quedaban satisfechos.

Pero con la llegada de nuevas aplicaciones que funcionan a través de Internet estas operadoras han visto como sus ingresos por llamadas o envío de sms se han reducido y han comenzado a limitar el acceso a los terminales. Es cierto que ofrecen buenos planes de pago a través de cómodas cuotas, pero esta opción no es siempre viable para las familias que se enfrentan a situaciones económicas complicadas.

La reparación de móviles se perfila de esta forma como una opción mucho más adecuada. Cuando un terminal móvil se estropea suele ser, en general, por el fallo de alguna de sus piezas y no por que el aparato esté inservible en su totalidad. Por lo tanto, el arreglo o sustitución de dicha pieza suele ser posible a un bajo coste económico. Los negocios especializados en este tipo de arreglos están proliferando y es fácil encontrar alguno que nos garantice un buen resultado. De la misma forma, no hay que olvidar que el reciclaje de dispositivos electrónicos es mucho más ecológico y contribuye al cuidado del medio ambiente.