Consolas

PS Vita desembarca en el mercado europeo

gadgets

Luego de unos meses de intensa espera ha llegado finalmente al mercado europeo, norteamericano y asiático la popular PlayStation Vita (PS Vita), hermana mayor de la PSP, competidora directa de la nueva Nintendo DS3. A pesar de que muchos dicen que esta competencia se le hará dura podemos afirmar que no le faltan condiciones para enfrentar a la portátil de Nintendo, solo ver sus gráficos de alta definición, su pantalla multitáctil de 5 pulgadas, la tecnología OLED que nos permitirá acceder a imágenes en movimiento con 16 millones de colores y el panel táctil que posee en su parte posterior, está como pensarlo.

Y, a pesar de que estas son las características que más se destacan, la PS Vita tiene aún mucho más para ofrecer, desde la imprescindible conectividad Wi-Fi y 3G hasta las dos cámaras de realidad aumentada que agregarán elementos digitales a las imágenes. Esta última prestación será aprovechada al máximo por quienes jueguen Reality Fighters, ya que este videojuego nos permitirá colocar a los luchadores en el sitio que enfoque la cámara, con lo que podrás luchar uno contra uno sobre la palma de tu mano o en el parque más grande de tu ciudad. El límite lo pone tu imaginación.

En las tiendas especializadas de nuestro país ya han desembarcado 78.000 consolas en 2 modelos: el que trae conectividad 3G y Wi-Fi y el que solo tiene Wi-Fi. La compañía apuesta a llegar a unas 104.000 unidades vendidas para el mes de marzo, terminando el año con una venta que supere las 300.000 unidades.

El optimismo de Sony está basado en estos nuevos mercados ya que en Japón los resultados no han sido tan favorables como esperaban, solo ver que desde su puesta en venta a finales del pasado año se han vendido poco más del medio millón de consolas para comprender el rápido ingreso de la PS Vita en el resto del mercado mundial. Aunque tiene todas las condiciones parece ser que la batalla contra la Nintendo DS3 no es tan secilla. Veremos qué dice el tiempo y los gamers del resto del mundo.