Informática

Los sistemas biométricos

Biometrics

A menudo escuchamos noticias sobre hackers que han quebrantado la seguridad de prestigiosos sistemas que guardan importante información tales como banca online, plataformas pertenecientes al estado, servidores especializados en velar por la información de las empresas…. Esto nos hace preguntarnos acerca de los sistemas de control de acceso: si son seguros y hasta qué punto.

Con la cantidad de algoritmos que se crean para quebrantar contraseñas a base de prueba y error, parece que el método de control de acceso por usuario y contraseña no es lo más seguro para blindar el acceso a un determinado recurso. Y es aquí donde entran en juego los sistemas biométricos. Un lector biométrico es un sistema capaz de reconocer un determinado patrón de manera unívoca y fidedigna para permitir el acceso a un determinado medio.

El método está basado en un escáner que tomar una “fotografía” de la muestra y la contrasta con una copia que tiene almacenada para comprobar que estas son idénticas. Estamos hablando del que actualmente es el sistema más seguro para control de accesos. El patrón puede ser desde una huella dactilar hasta la retina de un individuo.

A pesar de que parezca difícil de extrapolar a tantos ámbitos donde sería necesario regular el acceso (parece algo más propio de las películas), lo cierto es que estos sistemas se están implantando en numerosos dispositivos donde a veces no somos capaces de identificarlos.

La mayor aplicación en la actualidad es como método para desbloquear un terminal Smartphone.  Estamos acostumbrados a ver el típico patrón de desbloqueo de los Android, pero el sistema biométrico va más allá permitiendo el acceso a las funcionalidades a través de la huella dactilar.

Pero también lo podemos ver en el control de accesos a muchos ordenadores portátiles, para recoger nuestra huella en el DNI electrónico o incluso para regular el acceso a los socios de un gimnasio. Las aplicaciones son infinitas y el sistema desde luego es el más seguro.