Video e imagen

Los retratos, un estilo fotográfico cautivante

Uno de mis temas fotográficos favoritos son los retratos, dentro de este estilo hay dos tipos diferentes que me parecen los más fascinantes.

El primer tipo de retratos que más disfruto de hacer son los robados o retratos callejeros. Esos en los que las personas que son retratadas no lo advierten.

Suele ser apasionante esperar el momento exacto en que surge esa expresión única, espontánea; esas expresiones que sólo se dan cuando la persona no se sabe apuntada por la mira de la cámara fotográfica.

Es importante saber que, para este tipo de tomas, debemos ser muy cuidadosos e interiorizarnos en cuanto a las leyes de cada país respecto de fotografiar a las personas en la vía pública. Por otro lado, una opción también sería, avisarle que la hemos retratado una vez que lo hayamos hecho y pedir su autorización para subir su imagen a la red en caso de que sea ese el destino de la captura.

El otro tipo de retratos que disfruto mucho al hacerlos, son los retratos a familiares y amigos; pero siempre intentando sacar una toma original, sin poses y con la mayor naturalidad posible. Estas fotografías tomadas en el momento justo suelen reflejar la esencia misma de la persona que estamos retratando.

Una de las técnicas que uso es hacer bromas, preguntas o entablar una conversación verdadera en tanto que disparo y disparo sin cesar durante un largo rato; indefectiblemente tarde o temprano habremos captado ese momento justo en que las poses y la incomodidad ante la cámara desaparecen; y tendremos el mejor retrato que podamos lograr de esa persona.

También ha sido muy importante en mi caso que todos mis amigos y familiares se acostumbren a verme con la cámara en mano todo el tiempo; esto ha hecho que olviden que en algún momento voy a tomarles una foto y se distiendan sin importarles lo que pueda suceder.

Y tú, ¿qué tipo de retratos prefieres?

Imagen: MarchF