Informática

Los blogs en la mira de la EuroCámara

"Blogs" handwritten with white chalk on a blackboard

Desde el próximo mes de septiembre peligrará la libertad de expresión de los bloggers europeos, ya que han fijado para ese mes el debate en el Parlamento Europeo sobre lo propuesto por la Comisión Europea de Cultura acerca de un Documento Nacional de Identidad para los usuarios de blogs.

En un paquete de normativas que fuera aprobado el 3 de junio esta Comisión pone sobre el tapete jurídico una discusión casi lindante con un pedido de censura para aquellos que escriben en la red.

Amparándose en la excusa de que en Internet se publican demasiados artículos en formato de noticias o información que no siempre son veraces y que con el crecimiento de sitios de las características de los blogs o bitácoras hay una sobresaturación de información emitida por fuentes no confiables.

Este Documento, que se quiere implementar para los escritores virtuales, haría las veces de esclarificador para aquellos que accedan a la red en busca de información, ya que a través del uso del mismo al leer un artículo el usuario común estaría en condiciones de conocer, además, la identidad del autor, su inclinación política, sus actividades sociales y los intereses que puedan enmarcar el texto publicado.

Aunque confiamos en que este procedimiento quede en un mero intento de regulación de la información que circula por la red, es bien sabido que sus defensores a ultranza intentan convertirlo en una aplicación legislativa.

Muchos son los puntos de vista. La mayoría de las personas que intervienen en forma activa a través de Internet consideran que es un intento de acabar con el anonimato, aunque bien sabemos que el 80 % de los usuarios de páginas de contenido incluyen sus datos verdaderos en sus perfiles; otros plantean que es un atropello al derecho de opinión que tiene todo ciudadano europeo libre de expresarse en el ámbito que elija hacerlo; y algunos hacen público su descontento reclamando su derecho de expresión y extendiendo en igual manera su derecho a réplica a todo aquel que considere que la información por él suministrada no es fidedigna.

Por ahora solo sabemos que la polémica está planteada.

Y tú; ¿piensas que los bloggers debemos defendernos de este intento de censura o simplemente consideras que todo quedará en la nada por falta de herramientas jurídicas para la implementación de dichos planes?