Video e imagen

LomoKino, el nuevo producto estrella de la firma Lomo

La fotografía Lomography ha ido evolucionando casi podríamos decir al mismo ritmo que lo fue haciendo la fotografía digital, si bien se trata de un estilo fotográfico que tiene su marcado sector de adherentes no podemos decir que este sea limitado, ni mucho menos. Incluso hay cursos de fotografía especialmente enfocados en este estilo, y hasta se han diseñado software para que este estilo pueda ser simulado con una cámara réflex digital.

En esta evolución constante acaba de lanzar lo que es su último producto: la primera cámara Lomo diseñada para filmar vídeos y películas, su nombre es LomoKino y se trata de una excéntrica y llamativa cámara compacta que conserva intactas la estética y calidad que nos suele entregar la firma Lomo en cada uno de sus productos.

Su posición dentro del mercado está enfocada exclusivamente a retomar el estilo y el exotismo de las cámaras típicas que se utilizaron para la filmación de películas en los años 50 y 60. En este caso la LomoKino aparece sin lugar a dudas para destacarse, entre varias otras características, por su configuración HD. Además de, como todas las cámaras de la marca Lomo, rescatar la captura de imágenes con ese toque especial de romance y belleza naif que solo este estilo puede darle a las fotografías y las películas.

LomoKino se usará con cualquier tipo de rollo estándar de 35 mm. Uno de sus secretos está centrado en la forma de exponer la película de manera estrecha convirtiendo de esta manera las 36 tomas o frames en 144, con lo que lograrás una captura de aproximadamente 40 segundos de película absolutamente retro. Su rango de apertura es de f/5.6 a f/11, además cuenta con un botón de zoom y un pie para flashes Lomography. Por otro lado al no contar con muchos controles se convierte en una herramienta muy sencilla para la experimentación, incluso de los más novatos.

La LomoKino es una oportunidad para crear y divertirse reconectándonos con la antigua manera de realizar películas caseras de vívidos colores y texturas. Ya puedes conseguirla a un precio de 79 dólares o a 99 dólares si compras el kit que incluye el LomoKinoScope, un visor para ver las películas una vez procesadas.