Informática

La Surface Pro de Microsoft ya se puede comprar en España

fototableta

Por fin la Surface Pro, la tableta de Microsoft, puede comprarse en España. Llega en dos versiones, de 64 y 128 GB, y con precios de 879 y 979 euros, respectivamente. La Surface Pro aporta la potencia de un ordenador portátil y la versatilidad de un “tablet”. Veremos como la recibe el mercado español.

Las expectativas alrededor del nuevo buque insignia de la firma con sede en Redmond son muy elevadas. De hecho, la Surface Pro incluye una serie de prestaciones que son las más altas del mercado. Además, llega con un conjunto de accesorios que le permiten profundizar en la movilidad y disponer prácticamente de una oficina móvil. Y es que, cada vez más, la tecnología móvil en el trabajo está en auge.

Características

La pantalla, de 10,6 pulgadas, viene en formato 16:9 e incorpora tecnología LCD Clear Type. Tiene una resolución de 1.920 x 1.080 pixeles y el cristal es Gorilla Glass II, resistente a golpes y arañazos. El sistema operativo, como no podía ser de otra manera, es Windows 8 (Pro) y dispone de un procesador Intel Core I5 de tercera generación y una memoria RAM de 4GB. La memoria de almacenamiento es SSD y el dispositivo cuenta también con la posibilidad de utilizar tarjetas externas de memoria micro SD.

Las dimensiones son 275 x 173 x 14 milímetros y su peso es de 907 gramos. El teclado y la pantalla pueden separarse, por lo que en cualquier momento podemos utilizar la Surface Pro como un portátil o como un “tablet”.

Como un ordenador portátil

El dispositivo incluye un lápiz digital que permite escribir directamente sobre la pantalla. A diferencia de la Surface RT, más orientada al mundo “tablet”, la nueva versión Pro busca la potencia de un ordenador completo, aunque sin renunciar a las ventajas de una tableta.

Cuenta con un práctico puerto USB 3.0, que permite importar y exportar documentos diez veces más rápido que con USB 2.0.

Veremos muy pronto como la recibe el mercado español, donde el iPad está muy consolidado.