Mas gadgets

La nanotecnología es más que invisible

Nanotubos, vistos a una escala microscópica de 2 micrómetros, equivalente a la millonésima parte de un metro

Los descubrimientos en nanotecnología irán apareciendo cada vez más dentro de los próximos años. Algunos de ellos, como el que presentaremos a continuación, tendrán un carácter puramente especulativo. Pero antes de entrar en detalles, tal vez convenga preguntarse qué es la nanotecnología.

En pocas palabras, la nanotecnología, y las investigaciones relacionadas con este campo de la física, es una disciplina que trabaja con materiales a escala molecular, en otras palabras, a una escala muy pequeña. Tanto, que muchas veces los materiales que desarrolla son invisibles a simple vista, y ni siquiera un microscopio convencional es capaz de vislumbrarlos.

Digamos que un nanómetro, la unidad de medida en este campo científico, equivale a la milmillonésima parte de un metro. Es decir, la millonésima parte de un micrómetro. Lo que es bastante pequeño.

Las ventajas de la nanotecnología permiten trabajar con materiales a escalas reducidas, sin disminuir las capacidades o cualidades de esos materiales en una escala mayor. Es decir que reducen tamaño y cantidad sin sacrificar cualidades. Habiendo aclarado esta cuestión, podremos hablar del más reciente descubrimiento.

Al parecer, un científico italiano ha logrado calcular cuántos nanotubos (como los de la imagen superior, en la que se ve un entramado de nanotubos) serán necesarios para soportar el peso de una persona. Al parecer, una cuerda de un centímetro de diámetro alcanzará.

Lo más importante: esa cuerda es invisible, debido a que los nanotubos enhebrados estarán separados uno de otro por cinco micrómetros, una distancia inferior a la onda de la luz que percibe el ojo humano. Esta cuerda pesará apenas 10 miligramos por cada kilómetro de largo.

¿Y para qué servirá esto? Bueno, digamos que una de las más importantes aplicaciones de esta tecnología podría implementarse en la construcción, o en cualquier área que necesite de trabajar con pesos y requiera un material ligero y resistente para operar correctamente.

Y quién sabe, tal vez esta cuerda invisible encuentre su trabajo ideal en la preparación de efectos especiales para cine, donde muchas veces se logran acrobacias espectaculares utilizando gruesos cables que deben ser disimulados en etapas posteriores de la realización audiovisual.

Fuente: GizmodoNewScientistTech | Imagen: Wikimedia Commons