Video e imagen

La iluminación en fotografía

Hablar de fotografía es hablar de luz, de hecho los que alguna vez nos hemos interesado en este arte conocemos perfectamente la definición que dice que fotografía es el arte de dibujar con luz. Pues bien, si la iluminación es un aspecto tan fundamental del trabajo de todo fotógrafo, cada uno de nosotros debería comenzar por conocer qué tipos de luces son las adecuadas en cada situación.

Este es un aspecto puramente técnico, que nada tiene que ver con los equipos que se utilicen, sino más bien con el manejo que el fotógrafo debe tener de la iluminación a la hora de realizar una captura. En esto radica el error de muchos que piensan que las mejores imágenes se logran solamente cuando se poseen equipos de alta gama.

Hoy veremos dos tipos de luces que son indispensables conocer y manejar con destreza.

1- Luces fuertes: cuando se utiliza este tipo de luz es porque se necesita una iluminación directa, sin difuminar; para ello usamos normalmente focos directos.

2- Luces suaves: estas obviamente son todo lo contrario de las anteriores, se trata de una iluminación difuminada ya sea por uso de paraguas, soft box, reflectores, etc.

Finalmente debemos aclarar que estos dos tipos de iluminación se pueden utilizar en forma simultanea según la composición que se desee. Por supuesto esto es solo el comienzo en cuanto a conocimiento de luces, en próximos artículos hablaremos sobre otros factores que debemos conocer de la iluminación en fotografía; esto es: temperatura del color de la luz y los diversos tipos de lámparas que pueden utilizarse.

Fuente e imagen: haciendofotos