Video e imagen

La fotografía en las acampadas: fotoindignados

Si algo ha hecho la fotografía en la historia de la humanidad es justamente dejar testimonio de los sucesos, grandes o pequeños, que han ido transcurriendo a lo largo de la historia del hombre. Dentro de esta función más que importante de la fotografía como documento indiscutible de los hechos, era de esperarse que ocupen un lugar importante las históricas acampadas que se realizan en las plazas españolas con motivo del creciente malestar del pueblo por los acontecimientos políticos que se están dando en todo el país.

Sumado al hecho en sí, tenemos el gran afluente de personas y la gran cantidad entre estas que portaban cámaras digitales para dejar muestras contundentes de lo que allí estaba sucediendo, de esta forma las dos últimas semanas han sido un verdadero reguero de imágenes de los indignados y sus acampes.

Vale recalcar que el momento, el lugar y la gente allí reunida era especialmente tentador para cualquier fotógrafo, amateur o profesional, que estuviera cerca. Tanto así que incluso algunos, como Edu Bayer y Roc Herms, armaron allí mismo, en plena acampada, un estudio para retratar de manera sumamente original a los indignados. Su cometido, sin dudas, era el de mostrar al mundo la diversidad, en todos los aspectos, de las personas allí auto-convocadas.

También se dieron otras fotografías que no son ni tan divertidas de ver ni tan felices, pero todas ellas responden a una realidad que no podemos esquivar; como las que capturó el fotógrafo Fytse Wearenge en el instante mismo en que se dio, lo que luego se convertiría en, el famoso episodio de los mossos y el minusválido. Todo tuvo lugar en el inmenso trabajo realizado por cientos de fotógrafos que no dejaron escapar un solo instante.