Hogar

Bolsas de aire personales

Demostración de las bolsas de aire personales

Este invento podría llevarse el premio de la curiosidad más útil del año. Una empresa japonesa ha desarrollado un sistema de bolsas de aire, similares a los que se encuentran en la mayoría de los coches modernos, para proteger a gente que sufre ataques de epilepsia, ancianos o niños de caídas y tropiezos.

Las bolsas de aire tienen la apariencia de un chaleco de fotógrafo que se ajusta a la cintura y al pecho. Con poco más de un kilogramo de peso, el dispositivo es apto para personas con cualquier tipo de discapacidad.

El cuello y las caderas son las áreas que recibirán protección en caso de un tropezón accidental. Mediante unos sensores eléctricos, el dispositivo detectará el movimiento repentino e inflará las bolsas de aire con 15 litros de aire comprimido.

Que el dispositivo haya sido un invento japonés obedece, antes que nada, a la gran población de ancianos de ese país, que conforma el 20% de todos los habitantes. Los diseñadores se han procurado un gran mercado para estas bolsas de aire personales, presentadas recientemente en una exhibición de productos para adultos de la tercera edad, pero aún no han desarrollado un sistema de protección frontal para su ingenioso invento.

Por lo tanto, la protección es (bastante) limitada. Y los compradores pueden esperar que las bolsas de aire no se disparen solas ante la menor agitación. El precio de este curioso invento alcanza los 1.685 dólares.

Enlace: Telegraph.co.uk | Fuente: Switched | Imagen: Telegraph.co.uk