Informática

Internet llega al espacio

The Rocket Garden at Kennedy Space Center features 8 authentic r

La agencia aeroespacial de Estados Unidos (mejor conocida como “NASA”) logró desempeñar con éxito las primeras pruebas de una Red similar a Internet que funcionará en el espacio exterior. No se trata de una colosal transmisión Wi-Fi: es algo mucho más profundo. Y ambicioso.

Deep Space Network, o red del espacio exterior, es el nombre del proyecto desarrollado por la NASA junto a Vinton Cerf, el padre de Internet, quien colaboró en la creación de algunos de los protocolos de transmisión de información más primitivos treinta años atrás.

La tecnología de Cerf fue bautizada con el nombre de “red de trabajo a prueba de interrupciones”, un sistema que garantiza el flujo de información contra la pérdida de paquetes originada por las condiciones naturales del espacio, como eclipses o tormentas de radiación solar.

La red DTN (Disruption-Tolerant Networking) soportó el envó de varios cientos de imágenes desde los cuarteles de la NASA a sondas de la agencia apostadas a varios millones de kilómetros de distancia (32 millones de kilómetros, para ser exactos).

El próximo verano, la Estación Espacial Internacional comenzará su ciclo de pruebas con la red DTN. Sin embargo, los usos de la Red apuntan a más que combatir el aburrimiento de una estadía en el espacio con una buena sesión de navegación en Internet.

Según la NASA, las mejoras de comunicación introducidas por la red DTN podrían facilitar que se realicen misiones espaciales más complejas, de mayor duración (hablamos de semanas y meses) y a lugares más distantes. Y ni que hablar de lo que hará de la comunicación con la Luna, cuando los astronautas vuelvan a visitarla en 2020.