Hogar

Extraño accesorio de estética masculina

handsome man with beard

Aunque el mercado de la estética y el cuidado personal esté repleto de productos de belleza femeninos (o en su mayoría destinados a mujeres), cada tanto hace una extraña aparición un artefacto como el “GoateeSaver”: un accesorio de estética masculina con una utilidad algo cuestionable, y que nos obliga a hablar un poco más de él.

En pocas palabras, el “GoateeSaver” es un accesorio para modelar una barba sobre los labios y el mentón con una forma homogénea y pareja que no se eche a perder durante la afeitada diaria. Y eso es todo. Sin dudas, por 20 dólares, este accesorio podrá resultar útil.

Sobre todo si consideras que puedes ajustar el ancho y alto de la barba gracias a unos controles deslizantes que giran sobre un rodillo y se extienden sobre tu cara como un escudo que te protegerá de la peligrosa navaja que bien puede echar a perder bastante rápido la simetría de una barba perfecta.

El accesorio no es demasiado bonito. De hecho, resulta tan extraño a la vista que su creador, Scott Bonge, suele escuchar que la gente lo asocia a la máscara de Hannibal Lecter en “El silencio de los corderos”. Por eso (aunque también para buscar que grandes casas de artículos para el hogar y farmacias de Estados Unidos auspicien su producto), Scott Bonge está a punto de realizar una gira de 45 días alrededor de EE. UU. para buscar la barba más desprolija de todas.

Ahora podemos preguntarnos, ¿de dónde le ha venido la inspiración para construir semejante accesorio? Pues bien, ha nacido de sus propios intentos fallidos de lograr una afeitada prolija, y de jugar con sus niños usando masilla.

En verdad, un extraño accesorio.