Frikadas

El viaje interestelar, un poco más cerca

Representación artística de la NASA del viaje a velocidades superiores a 300.000 km/s

La verdadera meta de la carrera espacial por estos días no es ya llegar a la Luna, y ni siquiera a Marte. Diríamos que esos son objetivos a corto plazo, pero nada más. El verdadero objetivo es viajar a otras galaxias, estrellas y sistemas solares en relativamente poco tiempo: superar la velocidad de la luz y doblar a la mitad el espacio. Ocupar otros planetas de nuestro sistema solar y alcanzar el plato plateado de la Luna no será ya una de las metas más grandes si, como algunos científicos parecen anunciar, el hombre está cada vez más cerca de superar la velocidad de la luz en un viaje espacial.

Desde luego, todo es, por ahora, un simple concepto ideado por físicos de la Universidad de Baylor, en el estado de Texas. Pero existe la posibilidad de que en un futuro cercano, sea posible controlar las distancias espaciales sin romper ninguna de las leyes que rigen actualmente la disciplina de la física, un paso bastante importante, al menos en el mundo de la gente extremadamente inteligente que suele ponderar acerca de estos asuntos.

El hipotético aparato que los profesores Gerald Cleaver y Richard Obousy sería capaz de torcer o doblar el espacio de manera que se encoja delante de la nave espacial, y se expanda detrás de ella. De esta manera, se aleja el punto de partida y se acercan distancias lejanas al torcer el espacio, que se dobla como una hoja de papel, permitiendo que la nave efectivamente se desplace a través de grandes distancias a una gran velocidad.

El único inconveniente (y no uno menor) para la realización de este aparato necesita que los científicos aprendan a dominar una fuerza cósmica de la que aún se sabe poco: la energía negra, causante de que el universo como lo conocemos hoy en día se esté expandiendo.

Esta nueva teoría también considera que existen muchos universos paralelos al nuestro, y que el espacio está hecho no de cuatro dimensiones (ancho, largo, alto y tiempo), sino de 10 dimensiones.

Todo esto suena bastante cercano a la ciencia ficción. Pero quién sabe… tal vez los viajes espaciales serán una posibilidad en el futuro. Lo que no sabemos es si sucederá en nuestro tiempo, y eso es lo que más nos interesa.

Enlace: New Launches | Fuente: Gizmodo | Imagen: NASA