Destacados

El reto del consumo colaborativo

El consumo colaborativo, la revolución económica que nos ofrece Internet

Seguro que recuerdas las protestas realizadas por el colectivo de taxistas de Madrid y, sobre todo, de Barcelona por la competencia desleal que desde Internet le hacían empresas como Uber o Lyft. Estas plataformas y otras similares como Joinuptaxi se consideran a sí mismas formas de consumo colaborativo.

Debido a la aparición de estas y otras apps o servicios, nos vamos a centrar en algunos de los proyectos más recientes e imaginativos de consumo colaborativo, dejando al margen a empresas, cuyo objetivo es más bien obtener beneficios.

Internet como origen de una revolución económica

Compartir coche, intercambiar conocimientos o habilidades, encontrar fuentes de financiación alternativas o simplemente dónde pasar la noche en tus viajes… Nada de esto sería posible sin Internet. El consumo colaborativo que hoy disfrutamos es la colaboración de siempre entre amigos o vecinos. Está basado en la confianza. Para unos, los escépticos, porque carece, de momento, de regulación administrativa clara; para otros, porque esta es su esencia y la única arma con la que cuentan los individuos en su lucha contra la economía global y sus injusticias.

Puedes encontrar en Internet directorios actualizados de las páginas que se dedican a fomentar este tipo de consumo. Entre las ofertas más curiosas y recientes se encuentra Gamping, en la que un particular ofrece un terreno en el que puedes instalar tu tienda de campaña; Jomly, que permite intercambiar alojamiento por algún tipo de servicio; tiendas de trueque como Ábrete Sésamo o webs como Vivir sin dinero, dedicadas a compartir información sobre oportunidades y ayuda mutua. La oferta es interminable.

Los comparadores de precios: ¿conoces Mister Comparador?

En la misma línea de ayuda a un consumo optimizado y sostenible se encuentran las webs dedicadas a comparar para los particulares los precios de los diferentes proveedores de servicios. Entre ellas destaca Mister Comparador, que no solo te indica la oferta más económica en ADSL, telefonía móvil, fibra o TV, sino que también busca la que más se adapta a tus necesidades. Además, podrás consultar las valoraciones de otros usuarios sobre los distintos servicios.

No desaproveches la información que Mister Comparador y su simpático forzudo del ahorro te ofrecen para facilitarte el ahorro en Internet y telefonía.