Video e imagen

El mágico sueño de Nick Risinger

La gente suele tener sueños que rozan lo delirante, y no son pocos los osados que los llevan a cabo, aunque esto implique grandes sacrificios. Hoy queremos traer la historia de un joven que para cumplir su sueño debió abandonar su trabajo a pesar de haber alcanzado un puesto como director de marketing antes de los 28 años. También tuvo que dejar atrás la ciudad en la que vivió toda su vida y aventurarse en un viaje del que no podía imaginar el resultado.

Su nombre es Nick Risinger y partió de Seattle junto a su padre para recorrer durante meses los desiertos de Nevada, Texas, Oregón y Colorado; con la ayuda de seis cámaras sincronizadas y un trípode motorizado cuyo giro sigue la rotación terrestre al mismo compás, capturaron miles de imágenes del cielo. Su viaje por los Estados Unidos fue de más de 25.000 km.

Luego se transladaron a Sudáfrica para realizar capturas del cielo del hemisferio Sur. Ya terminado el tiempo y recorrido previsto contaban con 37000 fotografías del cielo. Fue entonces cuando regresaron a Seattle, lugar en el que el joven Nick se encerró en su cuarto hasta lograr una única imagen interactiva de 5.000 megapíxeles que combinaba a todas las capturas realizadas y que superó ampliamente a cualquiera de las fotografías de la bóveda celeste que conocemos a través de la NASA.

Ya cumplido su sueño el joven aventurero regresó a su antigua vida pero con una conciencia de que nada de lo que se proponga en la vida es imposible de realizar.