Informática

El día que Gmail nos dejó sin servicio

 

A media mañana los usuarios de Gmail creímos estar ante una de las tantas caídas que puede tener un servicio, y posiblemente más de uno nos dispusimos a esperar pacientemente su regreso en tanto que realizábamos otras tareas.

Al principio, imagino, habrán sido pocos los impacientes que comenzaron a desesperar; pero pasados los minutos, muchos minutos; los que dependemos de este servicio para mantenernos comunicados con otras personas de lejanas latitudes por motivos laborales, comenzamos a preocuparnos seriamente.

Yo misma debo admitir que comencé a enviar una decena de mails a través de otro servicio de mensajería instantánea pensando que posiblemente fuera un fallo en mi cuenta o en mi país.

Lo cierto es que, el gigante de los buscadores, sufrió una falla total en su servicio de correo electrónico que complicó además a varias de las aplicaciones que la compañía ofrece, tales como Google Talk o Google Docs.

Ya pasadas las horas, y al no obtener respuestas, los usuarios comenzaron a demostrar su malestar a través de todos los medios que tuvieron a su alcance en la red; de esta forma los blogs, redes sociales e incluso los medios periodísticos tradicionales se encontraron plagados de artículos que hacían referencia a la estruendosa y prolongada caída del servicio de e-mail de Google.

Gmail, más tarde que temprano, regresó; pero lo que todavía no se pudo conocer a ciencia cierta es el o los motivos que provocaron semejante interrupción, provocando un sinfín de inconvenientes a sus millones de usuarios en el mundo entero.

Hasta ahora, habiendo pasado ya unas horas del restablecimiento del servicio, lo único que se supo de parte de los responsables de Google fue que sus ingenieros están investigando para saber qué pudo ocasionar este fallo.

Imagen: elmundo