Video e imagen

Cuándo y por qué recortar una fotografía

Todos sabemos que con la tecnología digital llegaron varias herramientas que nos permiten mejorar nuestras imágenes aún luego de haber sido descargadas de las cámaras fotográficas. Una de ellas, quizás la más utilizada y la más sencilla de usar es la de recortar. Pero cuidado, que sea simple y cotidiana no significa que no debamos tener ciertos cuidados antes de usarla.

Como en todas las cosas, este tipo de tratamientos o pos-procesado de imágenes, puede mejorar la fotografía o arruinarla definitivamente; para ello es necesario tener buen ojo y conocer ciertos parámetros que te ayudarán mucho a la hora de tomar decisiones como esta.

Por ello hoy te enumeramos una serie de cosas a tener en cuenta antes de cortar o no una imagen, y en el caso de hacerlo, como y por qué debes realizar el corte.

He aquí nuestros consejos:

–    Eliminar todo aquello que sea de distracción

-    Remarcar y poner énfasis en el punto importante de la escena

-    Modificar una composición que no nos agrada poniendo en otra posición al sujeto principal

–    Cambiar la orientación de la escena a vertical u horizontal

Y finalmente algo que no debes olvidar: tu imagen recortada perderá en cantidad de píxeles, por lo tanto la imagen resultante será más pequeña que la original o sino se transformará en una fotografía pixelada o distorsionada.

Imagen: biensimple