Hogar

Comodidad y diseño

En los años que corren ha ganado un lugar preponderante el diseño minimalista; y muchas veces vemos con tristeza como algo que fue diseñado con un gusto exquisito para realzar los ambientes de nuestro hogar o estudio, resulta sumamente incómodo a la hora de usarlo.

La practicidad cada vez se encuentra más alejada de las cosas bellas y delicadas, aunque afortunadamente aún existen personas como  Philipp Haselwander, que piensan que el buen gusto debe ir de la mano de la utilidad y, además, que sin comodidad no hay forma de que un invento sea útil.

Personalmente paso muchas horas frente a mi ordenador y quisiera tener un sillón que me brindara la postura exacta para evitar contracturas y dolores de espalda que muchas veces suelo tener.  Si bien debo admitir que mi nuevo sillón es bastante cómodo, está a años luz de sentirse tan cómodo como puede verse el Compod Lounge.

¿Acaso no te ha pasado a ti también sentir esa pequeña envidia al observar la imagen de arriba? Realmente el Compod Lounge se ve tremendamente cómodo y placentero.

Además de su exquisito diseño, su anatomía perfecta y su moderno acabado, cuenta con una base adicional que cumple la función de apoyo para libros o un ordenador portátil, adaptable a tu postura y necesidad.

Sinceramente yo quisiera tener uno de esos ya mismo en mi casa. ¿Y tú?