Frikadas

Blood Lamp, la bombilla que necesita sangre para funcionar

Mike Thompson es un inventor con mucho ingenio vampiresco. Su nuevo invento, la “Blood lamp” mezcla lo sanguinario con la conciencia ecológica.

Blood Lamp es una bombilla de luz que no requiere electricidad para iluminar. Y hasta aquí el invento sería una maravilla si no se tratase de un lamparita que para encandecerse y alumbrar necesita nada más ni nada menos que de ¡sangre! El sistema funciona de la siguiente forma. Primero hay que romper la punta de la bombilla, luego mezclar una tableta en una solución y finalmente agregar el ingrediente mágico que le da luz a la mezcla: sangre.

La idea del inventor no es hacer un excéntrico dispositivo que podría haber inventado Drácula sino materializar un invento que necesitase de algo tan vital para el ser humano como la sangre para que todo aquel que necesite luz artificial sea consciente de lo que aquello insume. Todo ello en función de concientizar a todos los usuarios de energía del abuso que se hace en la actualidad de la energía eléctrica.

Fuente: Gizmodo