Frikadas

Abre BiblioTech, la primera biblioteca virtual

Books online

Que, desde hace un tiempo, el libro impreso ha caído en una debacle es una afirmación que no debería sorprender a nadie. Las ventas de e-readers crecen mientras que el dinero ingresado por los libros electrónicos cada vez supone una tajada más importante en la industria. Es por ello que es de pura lógica que en Estados Unidos se abra estos días BiblioTech, la primera biblioteca digital, en la que no habrá ni páginas ni libros físicos, pero sí mucho archivo.

BiblioTech

BiblioTech abrirá en Texas, con la intención de que funcione como piloto y, si tiene éxito, llevarla a otros lugares. En este caso, BiblioTech contará con hasta 10.000 títulos que se encontrarán disponibles en Internet, para que la gente los lea en los ordenadores y e-readers del lugar, como el Kindle Paperwhite, o para que se los descarguen sin problemas en su propia casa si ya se dispone de uno.

Aunque todo apunta a que aún es demasiado pronto para que las bibliotecas cambien hasta tal punto (hubo otros intentos en California y Arizona, que tuvieron que volver a los libros físicos ante la poca seriedad que transmitían los e-books), BiblioTech intentará cambiar los hábitos de la gente a la hora de coger libros prestados.

Datos técnicos

La construcción de BiblioTech, un lugar muy austero y grande, con muchos espacios, similar a una Apple Store, ha costado un millón y medio de dólares, y su apertura está pensada para este mismo verano y, para promocionarla, no solo tendrá e-books y ordenadores, abriendo hasta medianoche, sino que también realizará cursos tanto de lectura como de escritura.

Este es solo el principio, ya que en breves se abrirá también una en Londres y otras ciudades ya han afirmado que les encantaría tener una biblioteca digital en sus calles, especialmente desde que creció la venta de tablets. Claro está, los bibliotecarios más clásicos afirman que no hay nada como un libro “real”. ¿Será aún demasiado pronto para la revolución tecnológica?

  • Amparo

    Pronto no lo creo, pero por qué no dar un servicio así, de todas formas no me gustaría que desaparecieran las bibliotecas