Informática

A Facebook no le quedó otra salida que retroceder

A lo largo de todo el día de ayer no hubo medio periodístico, virtual o tradicional, que no se ocupara del cambio de condiciones de uso de Facebook; obviamente todas las coberturas estuvieron enfocadas al grave error cometido por los encargados de la red social más popular de Internet y al inmenso disgusto provocado entre los usuarios.

El caso, en pocas palabras, se resumía a una nueva cláusula en la que los propietarios de Facebook advertían a sus usuarios que todos los contenidos subidos a la red pasaban a ser propiedad ad eternum del sitio; llámese como contenidos a todos los datos de los usuarios, sus fotografías, vídeos, textos, etc., incluso después de borrada una cuenta para la darse de baja del sitio.

Como era de esperarse la indignación de los usuarios se hizo escuchar sin demoras, nadie parecía dispuesto a complacer al ambicioso Mark Zuckerberg y su séquito; tanto así que parece que estas protestas llegaron al corazón mismo de Facebook, obligándolos a dar marcha atrás y revocar la cláusula de la discordia.

El propio Mark anunció en su blog personal el regreso al viejo formato de condiciones y términos de uso de la comunidad, previo a los cambios producidos el 4 de febrero pasado; especialmente aquella en la que se enunciaba que los usuarios cedían “de forma irrevocable y a perpetuidad” todos los derechos sobre los datos ingresados en el portal.

Y aclara, con especial énfasis, la creación de un grupo para que todos los usuarios participen y juntos crear la redacción de los nuevos términos de uso; esto además, aparece hoy escrito tanto en inglés como en español.

Un retroceso obligado para un Zuckerberg más acostumbrado a las imposiciones que a los cuestionamientos, pero que a fuerza de protestas los usuarios de Facebook le van domando el carácter de niño caprichoso y ambicioso… O al menos, eso parece ;)

Tú, ¿qué opinas sobre este tema tan controversial y discutido?

Fuente: elpais    |     Imagen: antena3