Frikadas

8 inventos ridiculos que se vendian por televisión

Hay que reconocerlo: hace unos años los consumidores nos dejábamos encantar por cualquier novedad que se promocionaba en televisión. No era necesario que fuera un aparato útil (muy por el contrario, casi siempre parecía dispositivos bastante innecesarios), pero la publicidad televisiva bastaba para que levantemos el teléfono y ordenemos. Hoy, unos años más tarde y con cierta distancia presentamos un ranking de los 8 inventos comercializados por televisión más ridículos.

Neckline slimmer: se trataba de un dispositivo donde uno apoyaba el mentón para mejorar el aspecto de abultada papada que algunas personas adquieren con los años y los kilos de más.

Flowbee: básicamente se trata de una mezcla entre una aspiradora y una maquina para cortar el pelo. Flowbee era un aparatito bastante exitoso que cortaba el cabello con una manguera que lo succionaba.

Hawaii chair: una silla con asiento rotativo que garantizaba mejorar la figura sin esfuerzo.

Meatball magic: los cocineros de todo el mundo estaban hartos de tener que darle forma a sus albóndigas con la mano. Por eso salió a la venta este dispositivo que en cuatro pasos daba forma de esfera a la carne picada.

Candelle quick: esta maquinita fabricaba velas con solo apretar un botón. ¡Con lo bonito que es hacer velas de forma artesanal! La idea era reciclar las partecitas restantes de viejas velas y fundirlas en una nueva.

Snuggie for dogs: la prenda de vestir canina que se adelantó a la ridiculez por casi una década.

Cardio jump: la soga para saltar que no tenía soga.

Tiddy bear: el osito de peluche que prevenía que el cinturón de seguridad ajuste demasiado sobre la piel.

Y si bien ha pasado tiempo, el ser humano es un individuo complejo que se sabe superar a si mismo y gracias a Dios, en la actualidad podemos seguir disfrutando de ridículos inventos que se venden por televisión.

Fuente: gizmodo

  • Jorge

    Buenos inventos, y nada ridiculos