Frikadas

5 inventos del inspector Gadget que ya son realidad

gadgets-eco-friendly

Desde pequeños, todos aquellos que mirábamos la televisión con pasión hemos estado soñando con el momento en el que podríamos tener entre nuestras manos alguno de los inventos del inspector Gadget, aquel alocado detective que nos sorprendía en cada capítulo de su serie con algún nuevo aparato.Pues bien, aquí traemos algunos de estos aparatos, que ya se pueden ver en nuestro día a día.

1. En la serie se utilizaba algo muy similar a un iPad. La niña ayudaba en todo momento a su tío para que pudiera cumplir su misión. Uno de los artefactos que solía utilizar era un libro colorido que al mismo tiempo era electrónico y muy parecido a la tableta creada por la compañía pionera en equipos informáticos Apple.

2. Uno de los accesorios más utilizado en la serie era el llamado “gadgetocóptero”,  que consistía en unas hélices que salían del sombrero del protagonista y le permitían volar.

A finales de noviembre de 2012, la empresa japonesa Hirobo presentó en la Exhibición Aeroespacial Internacional el prototipo de un helicóptero personal que es eléctrico y en el que puede viajar una sola persona y alcanza una velocidad de 100 kilómetros por hora.

3. El agente se comunicaba con su jefe mediante un teléfono oculto en uno de sus guantes. La antena del móvil salía por uno de los dedos y el auricular y el altavoz se encontraban en el resto de la mano.

Una compañía italiana creó el Hi-Call, un guante por medio del cual se pueden hacer o responder llamadas telefónicas. Se trata de un accesorio para iPhone, el cual puede utilizarse mediante bluetooth.

4. Gadget se guiaba con un GPS: el personaje poseía un increíble automóvil que tenía la capacidad de convertirse en un súper deportivo o en una camioneta, según las necesidades que se requerían en determinados trabajos, y tenía integrado un sistema de navegación satelital que le indicaba la ruta a seguir.

Estamos seguros de que con el paso del tiempo conseguiremos ver muchos de estos aparatos y otros más en el día a día de cualquier persona normal y corriente. Solo nos queda tener un poco de paciencia para ello.