Video e imagen

4 reglas básicas para fotografiar paisajes

Si te estás iniciando en fotografía y dadas las fechas saldrás de vacaciones, posiblemente te enfrentes a la posibilidad de fotografiar numerosos paisajes.

Para que al regreso de tus vacaciones no te decepciones con el resultado de las imágenes que captures, te dejamos cuatro reglas básicas de composición que son de mucha utilidad a la hora de hacer capturas de paisajes.

1- Líneas Diagonales: el uso de diagonales es una forma muy efectiva de llamar la atención sobre tu imagen y darle una composición más dinámica y creativa. Cuando hablamos de líneas vale aclarar que no se trata literalmente de un trazo rígido en el estricto sentido de la palabra, sino que puede ser la línea formada por un camino, árboles o un río.

2- Formas Geométricas: el uso de formas geométricas en una escena paisajística es la técnica más tradicional a la hora de conseguir el equilibrio en la composición; y, si las usas con inteligencia, para dirigir el ojo hacia el protagonista principal de tu captura.

3- Regla de los Tercios: esta es la primera regla que se aprende en la mayoría de los cursos de fotografía tradicionales. Aunque muchas veces es mejor romperla que respetarla, debemos admitir que en cuestiones de fotografías de paisajes es una técnica muy eficaz. Básicamente para el cumplimiento de esta regla debemos trazar cuatro líneas imaginarias que dividan, tanto horizontal como verticalmente, nuestra escena en tres partes iguales y posicionar el tema central de la escena en alguna de las intersecciones de estas líneas.

4- Enmarca las imágenes: esta técnica se basa en adicionar elementos en primer plano que sirvan de marco al objeto principal de nuestra fotografía. Alguno de los métodos más tradicionales para esto es el incluir una rama dominando la parte superior de una imagen o disparar una toma de paisaje a través de un puente o arcada.

Finalmente, déjame aclararte que todas las reglas han sido hechas para respetarlas y romperlas en igual medida; lo importante es que sepas cuándo usarlas y cuándo no hacerlo.

Para ello nada como experimentar, practicar mucho y darle libertad a tu creatividad e ingenio.

Fuente: dPS | Imágenes: MarchF Flickr